El rayo, Bolt y el ‘momento decisivo’

Alinear la mente, la mirada y el corazón“, decía Henri Cartier-Bresson que era la fórmula para obtener una buena fotografía. Robert Capa decía algo así como que  “si tus fotografías no son buenas es porque no te acercaste lo suficiente“.

Ambos tienen razón y, al igual que hay ‘momentos decisivos’ como decía Cartier-Bresson, hay instantes de puro azar en que todo queda perfectamente ordenado y tú estás ahí, cerca, con el dedo en el disparador y el ojo atravesado de emoción.

Sin duda, la fotografía que tomó Olivier Morin, de la agencia France-Presse (AFP), del velocista Usain Bolt cruzando la meta que le otorgaba el oro en los 100 metros del mundial de Atletismo de Moscú al tiempo que un rayo estallaba en el fondo, es uno de esos ‘momentos decisivos’.

AFP Photo / Olivier Morin

“Seamos honestos: lo único de lo que soy responsable es del encuadre y del disparador. El rayo era, obviamente, imprevisible, aunque el ambiente se notaba cargado desde hacía 20 minutos y todos los fotógrafos habíamos intentado capturar alguno”, ha afirmado Morin en su blog, donde explica que  la fotografía fue tomada por una de las cinco cámaras que preparó en el lateral de la pista y que disparó mediante control remoto. “Por supuesto, no sabía con seguridad quién iba a ganar, pero cuando estaba preparando el equipo me pareció una buena apuesta enfocarme en la calle de Usain Bolt“, asegura Morin y cuenta que la máquina que tomó esta foto era la quinta, situada a unos 30 metros de la línea de meta.

“La idea era hacer una foto del ganador con sus brazos arriba y con el estadio de fondo, al tiempo que capturaba un pequeño trozo de cielo”, explica el fotógrafo indicando que su intención era lograr una imagen perdurable, más atemporal, que una imagen típica de la línea de llegada válida sólo para el día de la noticia.

Mientras que sus máquinas de mano son transmitidas directamente a la mesa de editores de AFP, los equipos disparados con control remoto envían las imágenes a su ordenador portatil. De un primer vistazo, no encontró más que unas pocas fotos “decentes” en las primeras cuatro cámaras. Sin embargo, al abrir las imágenes tomadas con la quinta cámara apareció “la foto”.

“Sólo viendo las miniaturas ni siquiera vi el rayo en el fondo, pero después llegué a una serie de cuatro fotos con el rayo definido. Dos no eran utilizables por una nube demasiado oscura, pero las otras imágenes, gracias a un poco de suerte, se ve un relámpago bien definido. Tenía “la toma”, dice el fotógrafo asegurando que en sus 25 años de carrera nunca había sacado una imagen donde un elemento externo e incontrolable definiese así la toma. Además, cree firmemente que no conseguiría repetir la foto ni aunque lo intentara durante los próximos 50 años, por lo que sólo se atribuye “un 1% del crédito de esta foto”.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s